¿Expulsar las USB de forma segura?


¿Es un mito o una recomendación para mantener a salvo nuestros dispositivos?

Los expertos recomiendan expulsar la memoria antes de desconectarla del ordenador.

Es una opción sencilla, eficaz y ningún sistema es inmune a la pérdida de datos o a un error en las tareas interrumpidas.

Acostúmbrate a hacerlo o de tomar las medidas necesarias cuando el pc no reconoce la unidad. 

Hay cientos de dudas que nos asaltan sobre ciertas recomendaciones, que nadie sabe a ciencia cierta si son reales, en relación al manejo de nuestros dispositivos móviles y ordenadores

Seguro que has oído que no es conveniente dejar el móvil cargando mucho tiempo, ni que tampoco debes dejar que la batería se agote del todo,…. Y entre todas ellas, siempre siguen las dudas de los riesgos de no expulsar correctamente una memoria USB antes de extraerla.

Todos los expertos coinciden en que es mejor expulsarla, aunque el ordenador no nos indique la opción directamente o no aparezca el icono identificativo de que la memoria está conectada. 
La duda surge, principalmente, porque según el sistema, muchos de ellos no te indican de forma sencilla que la memoria está conectada. 

En el caso de Linux o Mac no hay lugar a dudas porque el icono del USB te aparece en el escritorio. Sin embargo, en Windows esta función no se contempla, por lo que debemos de ir a la barra de tareas o a la sección de “Equipo” para quitar la memoria de forma segura. 



A pesar de esto, puedes tener la mala costumbre o el despiste de desconectar el USB sin este paso previo y no estar seguro de las consecuencias que puede tener. 


El riesgo de sacar el USB sin extraerlo de forma segura radica en que los datos de la memoria se pueden corromper. ¿Qué quiere decir esto? 
Pues que, aunque creamos que la memoria no está activa y realizando alguna tarea, como pegando documentos o editándolos, corremos el riesgo que la información se pierda. 

Este riesgo se produce porque todos los equipos informativos hacen uso de una memoria caché para el buen rendimiento de los aparatos. Cuando clicamos en la opción de “expulsión segura”, le estamos indicando al ordenador que debe vaciar caché y asegurarse que no queda ninguna acción por completar y que ningún proceso va a ser interrumpido. 

Aunque Windows no tenga tan a mano la opción de la expulsión, su administrador de la caché es más eficaz ante una extracción no segura, pero no por ello quiere decir que siempre funcione. 

Simplemente, tiene un mecanismo de respuesta que disminuye las probabilidades de error, en comparación a los usados con Mac y Linux.


También puede ocurrir que el sistema no detecte la unidad y, por tanto, no podamos realizar el paso de la extracción. En este caso, tampoco debemos desconectar de golpe, sino que se debe seguir otro protocolo.

Debemos editar la configuración de la caché, seleccionando en “Propiedades” sobre el icono del USB. Ahí debemos dirigirnos a la ficha “Políticas” y seleccionar la opción “Eliminación rápida”, de manera que la caché se desactive.

Ya sabes, no olvides seguir estos pasos para mantener tu USB y ordenador a pleno rendimiento.

Artículos relacionados

No hay etiquetas disponibles.